25 de mayo de 2024

Las partes intervinientes en el proceso contra el sargento Marcos Carriqueo de Catriel trabajan en forma intensa y, en las próximas semanas, se solicitará a la Oficina Judicial de Cipolletti que fije una fecha para el control de acusación. El uniformado permanece preso y a la espera de que se resuelva la acusación en su contra por violencia de género.

Carriqueo, quien formaba parte de la Delegación Toxicomanía de la ciudad petrolera, fue detenido en agosto de este año luego de protagonizar una serie de violentos ataques contra su ex pareja y un amigo de la mujer. “Ingresó de forma violenta y sin autorización, esgrimió su arma reglamentaria y comenzó a amenazar al hombre a quien golpeó instantes después con el arma. En su intento por detener la agresión la mujer también fue golpeada por el acusado con el arma y propinándole patadas”, destacó el fiscal cipoleño Gustavo Herrera cuando se llevó a cabo la formulación de cargos.

La salvaje agresión de Carriqueo que tuvo como víctima a su ex pareja y otro hombre generó una gran repercusión y la Policía provincial tuvo que hacer un importante despliegue para ubicarlo y detenerlo. El uniformado logró llegar hasta Roca, donde se entregó finalmente. Tras la acusación de la fiscalía, quedó encarcelado.

De acuerdo a fuentes judiciales, la fiscalía y la defensa trabajan actualmente, en distintos elementos fundamentales para el control de acusación, donde se conocerán los testigos y las pruebas que se presentarán en el juicio contra Carriqueo.

La audiencia previa al debate definitivo todavía no tiene fecha pero se especula que se realizaría antes de fin de año.

Cuatro meses de preventiva

En forma inicial, Marcos Carriqueo cumple con una preventiva de cuatro meses. Luego, las partes intervinientes en el proceso deberán avanzar con el control de acusación y, el juicio oral definitivo.((LMC))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *