26 de mayo de 2024

Brian Castaño demostró que está para grandes cosas, fue todo lo que se esperaba de él; porque no solo fue protagonista sino que también fue guapo y supo asimilar los golpes cuando su rival mostró credenciales. En una velada histórica para nuestro país, la determinación final de los jueces despertó controversias, ya que vieron un empate en las tarjetas que solo ellos podrán explicar. En fallo dividido, el resultado final mostró paridad; una tarjeta vio vencedor al argentino (114-113), una igualdad (114-114) y otra triunfador al norteamericano por una diferencia cargada de polémica (117-111).

Castaño arrancó dominando el centro del ring con un amplio respeto de ambos lados, pero con Charlo cediendo la iniciativa de todo el primer asalto. En el segundo hubo un momento plagado de tensión, porque Charlo mostró un golpe efectivo que el argentino sintió y despertó a los fanáticos de sus butacas.

Pero la respuesta fue inmediata: el bonaerense arrinconó al norteamericano en el tercer round, acertó dos golpes de zurda y dejó tambaleando a su rival, que salvó su pellejo por el poco tiempo que quedaba y las cuerdas que lo respaldaban en su espalda.

El cuarto asalto tuvo momentos emotivos y fue un adelanto de lo que iba a venir. La escena de calma llegó en el quinto, con Brian tomando aire para recuperarse físicamente y Charlo profundizando su estrategia no pegar más de dos golpes para salir rápido de la escena. El combate nunca defraudó y un fiel reflejo de eso llegó en el sexto, cuando los intercambios feroces hicieron parar a todos los que estaban afuera del ring. Ninguno se mostró sentido, pero el argentino dejó claro su coraje

En el séptimo y octavo, Castaño siguió siendo el protagonista de la pelea, pero esa intensidad sin lograr la definición le pasó parte en los rounds siguientes. En el noveno, Charlo mostró su categoría y poder de puños, que hizo tambalear al argentino.

Pero lejos de amilanarse Brian, asimiló los impactos recibidos y redobló la apuesta en los últimos rounds donde los dos púgiles se brindaron por el espectáculo, en un golpe por golpe. Quedó la sensación que Castaño terminó más entero y fue un poco más que su rival. Pudo resolverlo antes y al no hacerlo, penó en las tarjetas. Crédito abierto para el “Boxi” de La Matanza, conservó su título y dejó abierta la posibilidad de la revancha  (M.I)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *