EdERSA inicia la segunda etapa de obra para consolidar el sistema electrico en Catriel

Con algo más de tranquilidad por la disminución de agua en torno a las estructuras eléctricas de media tensión, que fueron afectadas por una extraordinaria crecida del río Colorado que dejó sin servicio a toda CATRIEL, las cuadrillas operativas de la distribuidora EdERSA continuarán el próximo DOMINGO 21/1 con el plan de refuerzo de las estructuras troncales de abastecimiento de energía para la localidad petrolera.
Si bien el escenario sigue siendo de cuidado, porque las columnas de 33 kV del sistema de distribución que cruza desde La Pampa a Río Negro continúan bajo agua, también hoy surgió algo más de tranquilidad por dos factores fundamentales: la continua disminución del nivel del agua bajo las estructuras; y la confirmación que los trabajos realizados durante el fin de semana pasado dieron buenos resultados.
Por lo tanto, el DOMINGO de 6:00 a 12:00, se realizará un CORTE PROGRAMADO y GENERAL en toda la localidad de Catriel, que tiene como objetivo fundamental e impostergable continuar con el refuerzo y la consolidación del nodo eléctrico comprometido, avanzando con el montaje de tres estructuras de suspensión encamisadas en suelo fangoso. Es decir, se adicionará una más de refuerzo a las dos colapsadas originalmente.
Cabe recordar que miércoles 3 de este mes se produjo un hecho extraordinario en esa zona donde lindan Río Negro con La Pampa, conjugándose una inédita crecida del río Colorado con la presencia de una virulenta tormenta -bien localizada-, que provocó el colapso de dos columnas de media tensión, y el consiguiente corte de servicio general.
Con el agua a la cintura y pasando materiales en una balsa, los operativos de EdERSA (trabajando en conjunto con la municipalidad y Bomberos Voluntarios) recuperaron el servicio el jueves 4 por la tarde, levantando estructuras provisorias y en un contexto completamente desfavorables.
Ingenieros de EdERSA y autoridades de la secretaría de Energía provincial y del Ente Regulador (EPRE) realizaron la semana pasada un amplio relevamiento del lugar en donde ocurrieron los hechos ante las inéditas crecidas del río, verificando (con imágenes de dron) que las columnas de 33 kV aún se encontraban bajo agua, y todos los accesos anegados. Así, se planificó un plan de emergencia, que se inició el domingo pasado y continuará el próximo, para fortalecer las estructuras del único sistema eléctrico de abastecimiento en Catriel.
“Las buenas noticias son que el agua ha disminuido bajo las bases eléctricas, el clima no ha ofrecido nuevos problemas y se ha logrado un camino de acceso lateral al sector crítico que nos ha permitido reformular una línea de acciones que se consolidará durante el corte programado del domingo”, indicó una fuente operativa de EdERSA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *