Un policía de Catriel irá a un juicio por jurados por un grave hecho de violencia de género

Luego de varias audiencias donde se analizaron las convenciones probatorias y los testigos que serán convocados al debate definitivo, quedó cerrado el control de acusación en contra del policía de Catriel imputado por una violenta golpiza a su ex pareja. La novedad destacada de la causa penal es que se resolverá mediante un juicio por jurados.

El salvaje hecho que motivó un intenso trabajo investigativo de la fiscalía ocurrió el 11 de agosto del año pasado, cuando Marcos Carriqueo irrumpió en la casa de su ex pareja y atacó a un amigo de la mujer. Esta quiso intervenir pero también fue destinataria de varios golpes. “Ingresó de forma violenta y sin autorización, esgrimió su arma reglamentaria y comenzó a amenazar al hombre a quien golpeó instantes después con el arma. En su intento por detener la agresión la mujer también fue golpeada por el acusado con el arma y propinándole patadas”, resumió el fiscal en la inicial formulación de cargos sobre lo sucedido en el domicilio de la víctima.

Pero más allá de los graves sucesos en la casa de la mujer, Carriqueo protagonizó otros hechos en la calle y durante su huida. Apenas abandonó la propiedad, personal policial intentó disuadirlo aunque sin suerte. Luego, acompañado por una hija menor, se alejó del lugar. Tras dejar a la niña con un familiar, siguió su camino pero sin ninguna intención de entregarse. Su recorrido finalizó en General Roca, donde decidió presentarse ante sus pares y quedar detenido.

El fiscal cipoleño Gustavo Herrera fue el responsable de llevar adelante la investigación y no solo le formuló cargos por varios delitos sino que también requirió su prisión preventiva. En esas condiciones permanece y llegará así al juicio popular, que deberá programarse en las próximas semanas.

De acuerdo a fuentes judiciales, el hecho va a juicio por jurados por el carácter grave de lo sucedido y por los múltiples delitos que se le atribuyen al uniformado que formaba parte de la Delegación Toxicomanía de Catriel.

Algunos de los delitos por los que deberá responder el imputado son violación de domicilio, portación ilegal de arma de guerra y coacciones agravadas, todo en contexto de violencia de género. En total, los delitos imputados superan la decena y por este motivo la parte acusadora requerirá un contundente castigo.

Al igual que otros juicios populares, se deberá programar una audiencia previa para seleccionar el jurado. En cuanto a la fecha de su realización, dependerá de la agenda de la Oficina Penal de Cipolletti.

La víctima también es integrante de la fuerza policial y cuenta con el acompañamiento de los profesionales de la Oficina de Atención a la Víctima (Ofavi) de la Cuarta Circunscripción.((LMC))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *