A 3 años del crimen de Fernando, sus padres pidieron justicia ante una multitud

Los padres de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado a golpes en la puerta del boliche «Le Brique» de Villa Gesell, encabezaron este miércoles una ceremonia interreligiosa y una colecta solidaria ante una multitud reunida en el Anfiteatro de la ciudad bonaerense de Dolores al cumplirse tres años del crimen del joven estudiante de abogacía.

A las 19.30, Graciela Sosa y Silvino Báez aparecieron abrazados delante de los presentes que se pusieron de pie, aplaudieron y gritaron «¡Justicia!», tras lo cual, el matrimonio se sentó en primera fila y comenzó el acto central.

Primero encendieron unas velas, luego plantaron un jacarandá y seguidamente se cantó una canción.

Tras finalizar el oficio religioso, los padres de Fernando tomaron la palabra y coincidieron en pedir «Justicia, no venganza».

Silvino Báez, el padre de Fernando, expresó que espera un «castigo ejemplar» para los asesinos y aseguró que cada vez que se levanta a la mañana siente «un peso enorme», como si «llevara una bolsa en la espalda».

«Espero que los jóvenes que están en la playa divirtiéndose puedan volver a su casa, junto a su padres y a su familia después de unas vacaciones», manifestó Silvino Báez en el acto en homenaje al joven que se realizaba en la ciudad de Dolores a tres años de su asesinato.

En tanto, Graciela, la mamá, dijo que sigue esperando que su hijo regrese aunque sabe que «que nunca regresará», ya que era su «sol», su «vida» y el que les «daba alegría todos los días».

«Gracias mi amor, mi vida, por habernos dado felicidad durante 18 años», expresó Graciela en el acto.

«Estamos vacíos, la vida se terminó para nosotros, ya no hay fiestas ni cumpleaños, ni nada. Estamos acá para pedir Justicia y que los responsables paguen por lo que hicieron», agregó.

Asimismo, la mujer agradeció a los presentes en el anfiteatro y remarcó que «por ustedes estamos de pie, lo único que quiero es que mi hijo descanse en paz. Desde el día que Fernando murió el tiempo se detuvo para nosotros».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *