Casa de Piedra: Extraerán vinos de cava subacuática

Luego de nueve meses sumergidos en el río Colorado, los vinos «Arumcó» de Juan Pablo Morisoli serán extraídos de la cava subacuática, ubicada en Casa de Piedra. Es la tercera experiencia de estas características en el país, pero la de nuestra provincia se destaca por tener un fin solidario. El 21 de enero se efectuará la extracción de las 72 botellas y el 4 de febrero se realizará una subasta en Santa Rosa.

Pero, ¿de qué se trata la cava subacuática en Casa de Piedra? Aquella iniciativa de 14 amigos, la «patriada» como la denominaron, comenzó el 30 de abril del año pasado con el objetivo de revalorizar el río Colorado. La iniciativa tuvo su espacio en un punto crucial para los y las turistas que visitan la villa porque está ubicada cerca de la pared de caracoles.

El grupo de amigos, compuesto por buzos, enólogos, doctores en Ciencias Biológicas de la UNLPam y personas que han trabajado en el río, eligió para la experiencia pampeana el malbec «Arumcó» («El dios del agua») que pertenece a la bodega de Juan Pablo Morisoli. «Es un vino que se hace en Gobernador Duval, allí se cosechan las uvas, se procesan en la bodega y consideramos que es un vino que nos representa porque menciona al río Colorado en su etiqueta», había explicado a LA ARENA Claudio Ramírez, buzo y guía de Casa de Piedra.

En total, sumergieron 72 botellas del vino de Morisoli, más algunas pertenecientes a la chacra experimental de Casa de Piedra y Lejanía de Duval. Cabe destacar que todo el procedimiento tiene una explicación científica. «La presión atmosférica es distinta a la que está en la superficie, eso hace que el proceso de polimerización se acelere. Ocho meses bajo el agua representan tres años de una cava en superficie», afirmó Ramírez. «A estos factores se le agrega el abrigo del sol y una temperatura sin oscilaciones térmicas. El vino está a ocho metros de profundidad, quieto, el sol apenas le da y tiene una temperatura que puede bajar, pero nunca elevarse», desarrolló.

Extracción y subasta.

Ya pasaron nueve meses y ahora llegó el tan esperado momento. El buzo contó que el sábado 21 de enero será el gran día. El grupo extraerá las botellas con presencia de amigos, turistas y enólogos. «Simbólicamente vamos a hacer una degustación de vinos», añadió porque compararán la crianza del vino, tanto en superficie como bajo el agua.

Desde Casa de Piedra se trasladarán a Santa Rosa para desarrollar una subasta el sábado 4 de febrero, donde el dinero será donado a la Asociación de Lucha contra el Cáncer. «Toda la experiencia va a estar muy buena», aseguró Ramírez. ((ARENA))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *