27 de mayo de 2024

El niño queda sorprendido cuando escucha que al encender la luz y dejarla en ese estado una vez que se retira de la habitación, posiblemente contamina el ambiente. El chico es morocho, con mejillas prominentes y tiene una mirada inquietante. Le interesa el tema, ha hecho en las últimas semanas tareas de reciclaje y sabe que al planeta hay que cuidarlo, que tenemos uno solo. “¿Cómo sería eso?”, pregunta, y toda la clase queda atenta a la explicación.

La charla se da en la escuela primaria 135 de Contralmirante Cordero. La respuesta sorprende aún más al alumno. “Lo que pasa es que la matriz energética de Argentina todavía necesita, y mucho, de usinas térmicas para la generación de electricidad. Y esas usinas térmicas utilizan carbón, petróleo o gas para la generación, que son nocivos para el Medio Ambiente. Por eso, cuando se malgasta la luz, posiblemente el ambiente se esté contaminando”, le cuentan.

“Edersa va a la Escuela” es el programa educativo con el que la distribuidora eléctrica rionegrina, desde el 2018 a la fecha, llega a miles de familias mediante los alumnos, quienes se transforman en importantes puentes de comunicación.

“En esta escuela primaria de Contralmirante Cordero, alcanzamos las 100 charlas dictadas en todos los rincones de nuestra provincia. Estamos hablando de más de 6.000 familias que de manera directa o indirecta recibieron información que para nosotros es vital”, explicó Sebastián Busader, encargado del área de Comunicación y Relaciones Institucionales de la distribuidora eléctrica.

El taller desanda el camino de la electricidad desde que se genera en alguna central hidráulica, molino de viento, central nuclear o usina térmica hasta que ingresa al pilar de una casa, un comercio, un hospital, escuela o industria. Lo hace con una metodología muy particular, que “engancha” al alumnado.

“Les contamos sobre las diferentes formas de generación de energía, cómo se transporta y distribuye, y hacemos un paralelismo con la energía de nuestro cuerpo, cómo hacemos para obtenerla (mediante la buena alimentación) y cómo deberíamos gastarla (mediante el movimiento)”, agregó Busader.

“Edersa va a la Escuela” toma un camino por demás fundamental y cotidiano: la correcta nutrición (desde los tres grupos de alimentos: proteínas, carbohidratos y grasas); la necesidad de moverse, realizar actividad física para no enfermar y mantenerse sanos (gastar la energía del cuerpo); y, en contrapartida, la importancia para el planeta y las familias en general de hacer un uso eficiente de la energía eléctrica.

“La actividad educativa tiene una recepción maravillosa, tanto en el cuerpo docente como en los alumnos. Es informativa, lúdica (hay juegos) y muy dinámica (por su soporte audiovisual), por lo que estamos más que felices en poder colaborar con temas fundamentales como el cuidado de la energía y el Medio Ambiente, colaborando por un planeta más sustentable. Además, ofrecemos ´tips´ para que los chicos lleven a sus casas en cuanto a formas para ahorrar y consumir de manera racional”, agregó.

El dictado del taller lo realizan técnico de la distribuidora y un licenciado en Educación Física, quien además cuenta con un importante conocimiento en nutrición. Energía, Sustentabilidad, Eficiencia, Seguridad, son conceptos medulares de una actividad que ya llegó a su primer “Centena” y que durante este 2023 visitó escuelas de ciudades como Cipolletti, Cinco Saltos, Maquinchao, Catriel, Allen, General Roca, Ingeniero Jacobacci, Chimpay, Choele Choel, Luis Beltrán, y Cordero, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *