22 de mayo de 2024

La Selección consiguió la gloria máxima tras el triunfo por penales ante Francia en el Lusail Stadium, luego de igualar 3-3 en los 120 minutos. Se trata de la tercera estrella de la historia y la primera para Lionel Messi, que a los 35 años logró su gran sueño.

El domingo 18 de diciembre de 2022 quedará en las retinas de los argentinos y en especial para Lionel Messi, que luego de cinco intentos logró levantar la Copa del Mundo luego de la dramática final del Mundial Qatar 2022 que Argentina le ganó por penales a Francia luego de empatar 3-3 en los 120 minutos en el encuentro disputado en el Estadio de Lusail ante 89 mil espectadores. Después de la entrega de los premios La Pulga tuvo su momento cúlmine de su carrera.

Después de un partido con muchas emociones y golpes de escena, la Argentina y Francia estiraron la definición con la tanda desde los doce pasos y allí el combinado a cargo de Lionel Scaloni fue más efectivo producto de las dos atajadas de Emiliano “Dibu” Martínez y las cuatro anotaciones del propio Messi, Leandro Paredes, Paulo Dybala y Gonzalo Montiel.

Fueron cuatro finales en las que el título le fue esquivo al rosarino que a los 35 años llegó la noche más esperada por Messi, uno de los deportistas argentinos más grandes de la historia. Conseguir este título era el corolario de su carrera. Atrás quedó aquella consagración en el Mundial Juvenil Sub-20 en Países Bajos en 2005 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

La agónica derrota en el Mundial de Brasil 2014 en el agónico triunfo de Alemania en el tiempo suplementario. Los traspiés continuaron en las Copas América perdidas por penales ante Chile en aquel país y en los Estados Unidos. La eliminación en octavos de final en el Mundial de Rusia 2018 fue un puñal, aunque Leo no se rindió.

Llegó el Mundial y el invicto de 36 partidos que se quebró en la derrota en el debut ante Arabia Saudita y otra vez apareció el capitán, esta vez afuera de la cancha para darle confianza a sus compañeros y los hinchas: “Este grupo no los va a dejar tirados”, sentenció perder el martes 22 de noviembre.

Llegaron los dos triunfos por sendos 2-0 ante México y Polonia para quedar primero en el Grupo C. Más tarde se volvió a festejar, en este caso ante Australia (2-1) y Messi logró marcar por primera vez en una instancia eliminatoria en una Mundial. Repitió ante Países Bajos en el empate 2-2 y el primer avance por penales. La goleada 3-0 ante Croacia fue una ratificación del buen momento y la final ante Francia era el partido soñado por el nivel del rival. Fue un encuentro que pareció ser escrito por un guionista de cine y Messi logró ser el protagonista principal de una carrera deportiva de película.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *