El ex intendente Bravo cada vez más cerca del juicio oral

El Tribunal Oral Federal de La Pampa continúa con la recepción de documentación que será la base de pruebas del juicio en el marco de la causa por trata de personas que, entre otros, involucra al ex intendente de 25 de Mayo, David Edgardo Bravo, actualmente concejal. Esta vez el TOF recurrió al intendente Abel Abeldaño, a quien le reclamó ordenanzas promulgadas y resoluciones firmadas por aquel en momentos en que ejercía la titularidad del Ejecutivo.
El expediente tiene una década de proceso y que recién en noviembre del año pasado fue elevada a juicio oral. El último movimiento de la causa fue en junio, cuando el presidente del Concejo Deliberante de 25 de Mayo, Luis Oga, evacuó el pedido de documentación había llegado al cuerpo mediante la entrega en mano en el TOF.

La causa.
El 13 de diciembre de 2011 en la Fiscalía Federal se recibió la denuncia de Juan Ignacio Gallo, un empleado de la Dirección Nacional de Migraciones de Santa Rosa, quien manifestó haber recibido una comunicación telefónica de una mujer de nacionalidad dominicana que le dijo que se había ido de un cabaret en 25 de Mayo, en donde quedaban varias mujeres a las que maltrataban, una de ellas embarazada. La mujer explicó que no había avisado a la policía «porque sabían todo y que cuando iba el jefe de la municipalidad al cabaret te daban mil pesos y él firmaba».
De inmediato la entonces fiscal federal Marta Odasso inició una investigación de los locales «Oasis», «El Rancho», «Venus» y «El sueño», que funcionaban en 25 de Mayo. Así, la funcionaria judicial determinó en forma fehaciente, el funcionamiento irregular de esos cabarets mediante diligencias cumplidas por personal de la Dirección Nacional de Migraciones y de la Brigada de Investigaciones de la Policía Federal Argentina, Delegación Santa Rosa.

A juicio oral.
A mediados de noviembre pasado, el fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Federal de Primera Instancia de Santa Rosa, Leonel Gómez Barbella, solicitó el juicio oral para determinar las responsabilidades del ex intendente David Bravo, a quien endilgan haber firmado habilitaciones en forma irregular, el ex jefe de la dependencia policial local, Miguel Angel Oyarce, y de los regentes de los mencionados centros nocturnos Nurys Antonia Caraballo Castillo y su hijo José Luis Carpio Carballo. Los acusan de ser partícipes de una organización orientada a la explotación sexual.
La previa judicial continuó esta semana con el pedido de documental que el secretario del TOF, Jorge Ignacio Rodríguez Berdier, le hizo al intendente Abeldaño. Fuentes de esa comuna le aseguraron a este diario que en las últimas horas «la solicitud ya fue evacuada».

La documentación.
El TOF pidió documentos que tienen que ver con el papel que jugó David Bravo en su carácter de intendente. Desde el municipio se giraron facsímiles autenticados de ordenanzas promulgadas y resoluciones municipales, relacionadas con la causa, rubricadas por el citado mandatario entre los años 2002 a 1012.
Ya está en poder del TOF constancias de la ordenanza 052 promulgada por Bravo el 28 de noviembre de 2002, en la que se regula la habilitación de cabarets. También las habilitaciones del cabaret «Oasis», a nombre de Sergio Norberto Brites, en abril de 2006; de otro local similar cuyo titular era Omar Javier Ulrich, en junio de 2008.
Del mismo modo Bravo, en marzo de 2008, habilitó a otro centro nocturno similar, gestionado por Jorge Ariel Martínez; y finalmente, en octubre de 2008, autorizó la habilitación de otro cabaret, con nombre de fantasía «Venus», a nombre de Nurys Caraballo Castillo. A ellos se sumaron resoluciones de baja de varios de ésos centros nocturnos.
El último documento aportado por el Ejecutivo veinticinqueño al TOF, es la ordenanza Nº 26, de fecha 3 de septiembre de 2010, en la que el Concejo, con la investigación de ésta causa en pleno desarrollo, tomó «urgentes medidas tras los hechos sucedidos por la trata de personas». La misma dispone «prohíbase la habilitación de cabarets, whiskerías, nigth club, y clubes nocturnos», que Bravo promulgó mediante la resolución municipal 554 el 20 de septiembre de 2010.

(Arena)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *