La respuesta de EdERSA ante fenómenos climáticos

“Estamos ante fenómenos climáticos impensados, que nos ponen a prueba en todo momento. Tenemos que estar todo el tiempo a la altura de las circunstancias, porque brindamos un servicio que es vital para la provincia”, explicó el gerente general de EdERSA, Fernando Barreto, ante la respuesta de la empresa frente a los temporales en diferentes regiones de Río Negro.

Recordó la tormenta que se desató el miércoles pasado en la zona de Catriel y 25 de Mayo, que generó nada menos que el corrimiento del cauce del río Colorado, un hecho por demás extraordinario.

El ingeniero, que asumió en el puesto hace unos meses, definió lo ocurrido en la localidad de Catriel como un “hecho climático extraordinario”, que requirió de “esfuerzos y compromiso también extraordinarios de nuestros colaboradores”. “Nadie podía prever una circunstancia tan inesperada como el colapso del cauce del río Colorado, que llegará hasta nuestras líneas, que hizo colapsar dos columnas de suspensión, y dejó sin suministro eléctrico toda la ciudad. Se trata de un evento de fuerza mayor, en el que todos trabajaron maravillosamente en procura del servicio”, indicó.

Barreto explicó que lo que colapsó fue un “sistema robusto, de columnas de 18 metros. Hablamos de un sistema previsible y seguro, que se encuentra instalado lejos del río. Lo ocurrido confirma también el sentido de identidad de cada trabajador de EdERSA, con nuestra distribuidora y sobre todo con los vecinos, sus vecinos. Pusimos todos los recursos a disposición para salir lo más rápido posible de esa situación”.

Los temporales han golpeado con furia durante las últimas semanas en diferentes regiones de Río Negro. Catriel fue la última ciudad afectada, pero en Valle Medio, para el caso, las tormentas de lluvias, vientos y virulentos vientos castigaron a las 7 localidades donde opera y mantiene el servicio EdERSA.

“En todas las ciudades hemos realizado muchas obras y trabajos de poda preventiva, pero existen escenarios climatológicos donde el servicio sufre invariablemente por caída de ramas y álamos sobre las líneas, rayos que dañan transformadores y diversas contingencias. En Valle Medio, nuestros colaboradores trabajaron sin descanso por sus vecinos en días como Navidad y Año Nuevo, que para las demás personas son festivos. Es nuestra responsabilidad, pero también es un acto para destacar”, elogió el gerente general.

General Conesa, Viedma, Roca, Cipolletti, Catriel, Cinco Saltos, Choele Choel, El Bolson y tantas otras ciudades rionegrinas han sido escenario de fuertes temporales en el último tiempo. Algo que da la sensación, recrudecerá.

“Los fenómenos climáticos que estamos viviendo, y con la periodicidad que se han producido, no ocurrían en los últimos años. Eso nos lleva a estar a prueba todo el tiempo, preparar más y mejor a nuestra gente, trabajar en obras y en labores constantes de mantenimiento y poda preventiva, por ejemplo. Y en eso tenemos que ser cada vez más eficientes y profesionales, como hemos demostrado hasta acá en cada temporal, para seguir estando a la altura de las circunstancias”, el funcionario de EdERSA ((ADN))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *