Condenado por abusar de su hijastra

Un trabajador de una empresa hidrocarburífera fue condenado a 8 años y 6 meses de prisión por abusar sexualmente y en reiteradas ocasiones de su hijastra, cuando ella tenía entre 7 y 11 años de edad. En el cierre del debate, el acusado habló y realizó polémicas declaraciones. «Siguen siendo mi familia», afirmó.

En una de esas oportunidades la mamá de la niña sorprendió a ESD (así lo identifica el reciente fallo para protegerla) cuando la obligaba a masturbarlo. La mujer, madre de otra criatura con el hombre con quien había formado una familia, lo echó esa misma noche de la casa y lo denunció. En la investigación posterior se descubrió que los ultrajes venían de tiempo atrás.

En el inicio del juicio, la mujer había aceptado un acuerdo económico propuesto por Pablo Barrionuevo, abogado defensor del acusado, a cambio de condenarlo a prisión en suspenso para que no fuera preso. Pero el arreglo no prosperó por la oposición de la fiscal Rocío Guiñazú y la defensora de menores, por lo que el proceso continuó.

La fiscal Guiñazú lo acusó por cuatro hechos ocurridos en un lapso de dos años en distintas localidades de la región. El primero de ellos fue el 22 de febrero de 2018 en Choele Choel, donde viajó la familia junto al abuelo materno para tramitar la documentación de un vehículo. Allí ED en un momento en que quedó solo con las menores en el vehículo en que se movilizaban, manoseó a la hijastra en la entrepierna.

Otra vez en un domicilio que compartían en Plottier la atacó en el piso superior. “Le exhibía el pene, le tomaba fuerte la mano y hacía que lo masturbe”. La acusación precisó que “estos (hechos) se repitieron en el tiempo”.

Posteriormente, entre el 11 y el 14 de abril de 2020, en una vivienda de Cinco Saltos, la mamá viajó a San Martín de los Andes por problemas de salud de un tío. ED esperaba que su hija se durmiera y se metía en la habitación de la niña, donde la ultrajaba del mismo modo, además de obligarla a darle besos en la boca. “Situación que se repetía a diario”, destaca el documento judicial.

Finalmente, el 2 de mayo de 2020 pasó lo que corrió el velo de las atrocidades que sufría la criatura.

Fue poco antes de la medianoche. La pareja se encontraba en la cocina y en un momento dado él fue hasta un cuarto donde la chiquita estaba realizando tareas escolares. La mujer algo presintió. En su declaración manifestó que fue una señal que le envío su hermano, que había fallecido pocos meses antes. Entonces se quitó el calzado y fue sigilosamente hasta la habitación y ahí lo vio en pleno acto de ultraje.

De inmediato lo echó de la casa y lo denunció, presentación que dio inicio a la causa judicial.

La niña declaró en cámara Gesell, lo que sirvió de base de la acusación. Un peritaje determinó que “tiene armonía y coherencia en relación a lo que le ha tocado vivir”.

El defensor Barrionuevo objetó la validez de esta prueba y también cuestionó a su colega que lo antecedió porque “no realizó un buen trabajo”, sostuvo.

Pidió su absolución con el argumento de que no había evidencias suficientes como para arribar a una declaración de culpabilidad.

Pero el tribunal compuesto por Guillermo Baquero Lazcano, Julio Sueldo y Jueza Rita Lucía consideró relevante el testimonio de la chiquita y sobre todo el de su mamá, que encontró al hombre obligándole declaró al padrastro culpable por unanimidad.

Abusador en flagrancia

En la siguiente instancia, denominada juicio de cesura en la que se impone el castigo, las partes consensuaron una pena de ocho años y seis meses de prisión. Destacaron que el acusado no registra antecedentes penales. La defensora de menores aceptó el acuerdo.

El defensor Barrionuevo también la avaló, aunque dejó aclararon que se reservaba el derecho de impugnar la declaración de culpabilidad de su asistido.

El juez Baquero Lazcano destacó que esta causa tuvo la particularidad de que el acusado fue atrapado en el momento en el que cometía el hecho que develó los padecimientos de la pequeña.

“En esos casos la principal fuente de prueba es la declaración del menor que ha sufrido el hecho, que por alguna circunstancia lo da a conocer a un tercero y ahí comienza la investigación”, sostuvo.

Pero aclaró que “en este caso se da una situación especial ya que el hecho cuenta con un testigo directo que sorprende al abusador en flagrancia”, señaló respecto al cuarto hecho. Porque fue a «la inversa a lo sucedido en otros juicios de abuso donde los hechos ocurren en la privacidad, aquí hubo un testigo directo», resaltó.

“Lo objetivo es que, a partir de ese hecho en el que descubrió a su pareja en situación de abuso sexual, terminó la vida en pareja y familiar. El imputado fue expulsado de la casa, y ella formuló la denuncia”, recalcó el juez.

Acuerdo económico que fue descartado

Al iniciar el juicio, el defensor Barrionuevo planteó que había avanzado en un acuerdo económico con la madre de la niña y pareja del imputado.

Dijo que ni la mujer ni su hija pretendían que el hombre vaya preso, sino que sea condenado a una pena de prisión en suspenso. Sin embargo, no lo aceptaron ni la fiscalía ni la Defensora de Menores, quien dictaminó que “la madre de la niña no defiende sus intereses”.

La menor víctima, al declarar ante el tribunal, confirmó que no era su intención verlo detenido, porque era el papá de su hermanita.

Baquero Lazcano no dejó pasar por alto que en el juicio la madre buscó aliviar la acusación de su ex y explicó que se debió a un motivo económico.

«Ha intentado de alguna forma no agravar la situación de quien fuera su pareja, y es el padre de su hija menor. Ella ha mostrado su preocupación por lo que le tocará vivir en caso de que D. resulte condenado a prisión, ya que a la fecha sigue siendo quien la sostiene económicamente a ella y a sus hijas», expresó.

«Siguen siendo mi familia»

En el cierre del debate, el acusado habló. Dijo que “después de todo lo que escuché y me tocó vivir desde que me hicieron todo esto, realmente me está costando mucho este proceso, pero yo siempre apelo al bienestar de las personas que me rodean y a pesar que no estoy con ellas priorizo mi familia, siguen siendo mi familia, siempre les di prioridad lo hice y siempre voy a buscar el bienestar para todos. Al margen de lo económico, todo lo que esté a mi alcance lo voy a hacer, lo tengo más que claro».((LMC))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *