24 de mayo de 2024

Fuentes oficiales de la provincia consultadas ayer por este diario no ocultaron su preocupación por lo que ocurre en La Humada respecto del agua potable. Aunque no lo dicen a viva voz, sospechan que desde el municipio de la localidad oesteña no se realiza la cloración de forma adecuada, lo que permite la aparición de bacterias en el agua de red.

Aunque suene increíble, creen que los responsables de esa tarea cloran el agua cuando se enteran que el personal de la Administración Provincial del Agua (APA) visitará la localidad para tomar muestras. Por esa razón, aseguran, las muestras que se toman desde el organismo salen bien en las pruebas de laboratorio.

«Los análisis nos salen pasados de cloro, pero la cloración tiene que realizarse todos los días, en forma constante para que el cloro haga el efecto, y no durante algunas horas de algún día», sostuvo una persona que conoce sobre la potabilización del agua de red.

Potestad municipal.

Otra de las fuentes consultadas aseguró que desde APA se realizan análisis de agua algunas veces por año y se informa al municipio cuando los resultados tienen algún valor para alertar sobre la calidad. «Hay algunos antecedentes de aviso por detección de valores de parámetros por encima de lo contemplado en el Código. Hacemos algunas recomendaciones, nos ponemos a disposición pero no podemos imponernos porque el servicio es una potestad del municipio, que debe tener el control diario del servicio», aclaró.

El médico veterinario Lucas Zúñiga, de Santa Isabel, fue el que alertó sobre la mala calidad del agua de red. El y su esposa, que es farmacéutica, abrieron una farmacia y una veterinaria en La Humada y desde entonces vienen advirtiendo por el mal servicio de agua y también por los problemas de cortes de energía.

Zúñiga dijo que es habitual que las y los vecinos de La Humada vayan a la farmacia a comprar medicamentos para atender problemas intestinales, situación que achacó al consumo de agua de red. «Nosotros no tenemos conocimiento del tema de casos o estadísticas de salud, por ahora más de lo trascendido por medios de comunicación», sostuvo una de las fuentes de la provincia consultadas para este artículo.

¿Y la cisterna?

Junto con la preocupación por la denuncia realizada por Zúñiga, en la Provincia no ocultaron cierto malestar con el intendente Pereyra, ya que tiene sin utilizar una cisterna nueva que se construyó en el pueblo, la cual ayudaría en el proceso de distribución pero también de cloración. «Está la obra hecha pero la tiene parada, sin conectar», aseguraron a este diario.

Zúñiga habló el miércoles con LA ARENA. Dijo que el agua de red de la localidad no era apta para consumo humano. «Yo hago esta denuncia por ética profesional pero en pos de mejorar un bien vital como es el agua y otros servicios. Hay muchos chicos con problemas intestinales», dijo.

Zúñiga le entregó a este diario los resultados de un análisis de muestras del agua de red de La Humada. «Acá están los resultados de uno de los mejores laboratorios de La Pampa al que envié muestras por propia iniciativa. Está todo mal. Hay presencias de dos bacterias, la ‘Escherichia coli’ y ‘Pseudomonas aeruginosa’ -producen infecciones pulmonares, infecciones del tracto urinario, en riñones y vejiga; e infecciones en los huesos-, lo que nos explica por qué hay tanta compra de medicamentos relacionados con estas afecciones intestinales en personas que consumen agua de la red», sostuvo.

«Que quede claro que acá no hay ninguna intencionalidad política. Tengo buena relación con el intendente Leonardo Pereyra, incluso le acabo de pasar los resultados de los análisis y mi opinión de la problemática y me agradeció», agregó. Este diario quiso contactar a Pereyra pero no fue posible.((Arena))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *