Estas fueron las últimas palabras de los rugbiers antes del veredicto ((video))

Ayer la fiscalía y la querella solicitaron prisión perpetua para los ocho rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa. Este jueves, los imputados se mostraron arrepentidos y pidieron disculpas.

Hoy se llevó a cabo la segunda jornada de alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores, donde el abogado Hugo Tomei pidió la absolución de los imputados al afirmar que el delito no está probado. Su exposición duró poco más de una hora y, tras un cuarto intermedio, los magistrados le cedieron la palabra a los acusados.

Máximo Thomsen, el más complicado, se quebró al hablar ante el tribunal. “Quiero pedir perdón a las familias y a las personas afectadas. Me lastima muchísimo porque es un chico de nuestra edad. Ojalá pudiéramos volver el tiempo atrás”, comenzó y en llanto siguió: “Estoy muy arrepentido. Siempre vamos a acatar lo que ustedes decidan”.

Por su parte, Enzo Comelli, que habló luego de Thomsen, ofreció sus “sinceras disculpas”; mientras que Luciano Pertossi señaló: “Quiero pedirles disculpas a los padres de Fernando Báez Sosa. Nunca quise ni quería participar en una pela donde fallezca una persona. Pido disculpas por todo lo malo. Lo que decidan o digan va a ser lo correcto, y le pido a Dios que sea bueno para todos”.

Blas Cinalli comenzó ofreciendo disculpas “a todas las personas afectadas por todo lo que pasó”. Y continuó: “Es muy triste, no hubo ningún plan ni nada de lo que se dice”.

Asimismo, Matias Benicelli, al igual que otro de los imputados, le pidió “perdón a la familia de Fernando”. Y agregó: “Nunca tuve ninguna intención de matar a nadie”.

Ciro Pertossi dijo: “Estoy muy arrepentido de todo lo que pasó, perdón a la familia”. Mientras que Ayrton Viollaz, señaló: “Quiero pedirle perdón a la familia de Fernando. Jamás pensé que iba a pasar algo así. Muchas gracias por el espacio. Qué Dios los bendiga”.

Y Lucas Pertossi fue el primero en hablar ante los jueces en sus últimas palabras. Se paró, tomó el micrófono y dijo: “Le pido disculpas a la familia de Fernando. Estoy muy mal desde ese día hasta hoy. Nunca tuve intención de matar a nadie”.

Luego de que la fiscalía y la querella solicitaran prisión perpetua para los ocho rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, este jueves la defensa encabezó la segunda jornada de alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores. Allí, el letrado Hugo Tomei pidió la abolición de los imputados porque afirmó que el delito no está probado.((NN))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *