Casa de Piedra: Invertirán $1.150 millones para sumar zonas bajo riego

El mandatario pampeano visitó Casa de Piedra junto a la ministra de Producción, Fernanda González; el ministro de Obras y Servicios Públicos, Julio Rojo y el secretario de Asuntos Municipales, Rogelio Schanton. Una vez en la Villa, recorrió la zona productiva con el presidente y vicepresidente del Ente Provincial del Rio Colorado, Enrique Schmidt y Roberto Bigorito, y funcionarios del Ente Comunal.

La decisión política del gobierno Provincial de potenciar y diversificar la matriz productiva de La Pampa se ratifica con la acción de incrementar la zona bajo riego en Casa de Piedra, donde inversores locales y de otras provincias han resuelto aumentar la superficie de producción, tanto de vides, como de otras especies tales como pistachos, almendros, avellanos, nogales y olivos.

Si bien la producción de la Villa Casa de Piedra se vincula principalmente a la vid, hoy ganan terreno especies como los frutos secos, cuyo potencial en materia de comercialización crece día a día, habida cuenta que se trata de productos muy demandados tanto por mercados nacionales como internacionales.

El vicepresidente del Ente Provincial del río Colorado, Roberto Bigorito sostuvo que con la nueva obra de toma e impulsión, «estaremos en condiciones de dar respuesta a quienes ya están produciendo y quieren aumentar la superficie; y también a nuevas propuestas de producción, sobre todo las vinculadas a los frutos secos, como los pistachos, nogales o almendros, que en nuestra zona tienen condiciones óptimas de desarrollo».

Vitivinicultura

El gobernador visitó la obra de la Bodega y planta de procesamiento de vid Casa de Piedra que se ejecuta a la vera de la ruta provincial 34, a pocos metros del cruce con la nacional 152.

Erigida en una barda con vista a la villa turística y el lago, la bodega fue pensada con un doble objetivo: procesar la uva en territorio pampeano con el sello de origen «Patagonia» y como una oferta turística más que se sume a las que ya ofrece la Villa.

Bigorito subrayó que «la Bodega fue el disparador del aumento de la demanda, porque sé que los viñedos se van a seguir agrandando y va a venir más gente de afuera a producir en La Pampa».

«La Bodega va a ser un antes y un después porque los productores hoy tienen que llevarse la uva y pierden la identificación de Patagonia; pagan flete y tienen que alquilar bodegas en otro lado», explicó.

Valoró especialmente que el gobernador Ziliotto «haya asumido el desafío de construir la bodega, porque además del beneficio a los productores, que es un beneficio para la provincia, cuando esté en marcha dará trabajo directo a 17 personas; será un atractivo turístico importante».

Parcelas bajo riego

En la actualidad están en funcionamiento dos bombas de 500 mil litros hora y una tercera de back up. «Trabajado en forma independiente, una o dos, en forma permanente, depositan en una cisterna de 500 mil litros, desde donde se distribuye a las zonas que están con producción bajo riego y a la Villa Casa de Piedra», explicó Bigorito.

El sistema está diseñado para regar 350 hectáreas aproximadamente, superficie que hoy se atiende sin dificultad, pero la construcción de la Bodega generó la demanda de más tierras bajo riego para vides y el éxito en la experimentación con frutos secos también incremento de parcelas en condiciones de implantar.

Bigorito precisó que la bodega «Cassone ya agrandó el viñedo en 4 hectáreas y pretende ampliarlo en 20 hectáreas más durante el 2023, y Catena nos confirmó que van a agrandar entre 50 y 60 hectáreas el viñedo, lo que nos dejaría al límite».

«A su vez hay un inversor, que ya está haciendo los trámites, que va a poner 100 hectáreas de nogales y las bodegas Peñaflor, Rutini y Arizu han explicitado su interés en producir aquí», informó Bigorito.

Nueva obra 

Consiste en la ejecución de una toma sobre el cauce del Río Colorado, próxima a la localidad de Casa de Piedra, con el fin de proveer el agua necesaria para el riego de distintas fincas productivas.

Esta obra se plantea en dos etapas, la primera pretende servir a un total de 500 hectáreas de cultivo a mediano plazo, y la etapa futura a 500 hectáreas adicionales, cubriendo un total de 1000 has.

En la primer etapa se ejecutaran dos estaciones de bombeo, una al lado de la otra y se instalarán equipos de bombeo en una de ellas, 1.350 metros de cañería de impulsión y la ejecución de una cisterna de 2500 m3, incluyendo todos los movimientos de suelos necesarios para la toma de agua del cauce.

La etapa futura incluye la instalación de los equipos del segundo compartimento de bombeo, la ejecución de una nueva impulsión, paralela a la que se ejecutará en la primera etapa, y otra cisterna de 2500 m3.((El Diario))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *