Ricardo Arjona y su polémico discurso defendiendo a los hombres: “Estamos por debajo de las mascotas”

Con una octava fecha en vistas, Ricardo Arjona explotó este fin de semana el Movistar Arena. Todavía le quedan 5 fechas más y las entradas están agotadas.

El guatemalteco, generó una gran polémica en uno de sus shows por un discurso que realizó en defensa de los hombres.

“Los hombres perdimos el territorio que habíamos ganado porque nos portamos mal. Por allá, a mediados de los años 90, todo ese poder masculino, se fue por la borda, ¿no? Perdimos todo. Hoy, seamos claros, los hombres estamos en el último de los escalones sociales. Mucho después de las mascotas”, dijo y provocó las risas de su multitud.

“Usted puede decir cualquier cosa que se le ocurra a un hombre que no le va a pasar nada. Yo escuché a una señora la semana pasada en un programa importante, calificar a los hombres, abiertamente dijo: ‘Hombres, cavernícolas descerebrados’”, dijo y ovacionaron sus palabras.

«En el programa la celebraron así, la aplaudieron, todo. La señora agarró su carro, se fue para su casa, nadie le dijo nada en el barrio, conservó su trabajo. Vaya a decir usted ‘descerebrado’ a una mascota… ¡Le quitan el trabajo!”. Pero con los hombres no pasa nada, hay que azotarlos, se portaron mal. Y yo creo que si nos merecemos ciertas cosas, va siendo hora de ir suavizando la situación” disparó y volvió a provocar las risas de su público.

Qué piensa Arjona sobre conquistar a una mujer

Durante este monólogo, Ricardo Arjona expresó cuál era, según su punto de vista, la situación más incómoda a la que se enfrentan los hombres en la actualidad: intentar conquistar a una mujer.

“Lo único que tenemos nosotros es una dificultad hoy para acercarnos… y eso no le conviene a nadie. Por ejemplo, en el universo femenino habitan dos clases de hombres: están los que a usted les gusta y están los que no les gusta. ¿Como sabemos nosotros a qué grupo pertenecemos si no nos acercamos?”.

Luego, planteó una hipotética situación en un boliche e interpeló a las fanáticas que estaban en el show: “Usted está en un boliche, sentadita, y viene un tipo que tiene la inmensa suerte de ser el que a usted le gusta, se abre paso en la multitud y se acerca con una típica frase cursi masculina. Y le dice: ‘Hola, buenas noches, quiero decirte que llevo tres noches sin dormir pensando en las 25 maneras que podría inventar para quitarte ese vestido’. ¡Atrevido el tipo!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.