A 72 horas del brutal ataque que sufrió la joven María Agustina, no hubo cambios en su estado de salud

La joven estudiante María Agustina Fernández, de 19 años, permanece internada en la guardia del hospital Pedro Moguillansky con todos los cuidados que recibe un paciente internado en terapia intensiva. Sigue conectada a un respirador artificial y por ahora no ha presentado una mejoría, informaron fuentes hospitalarias.

«Por ahora no hay mucho más por hacer. Tiene tratamiento máximo. Hay que seguir evaluando para ver cómo sigue», indicaron desde el hospital local.

Mientras tanto, efectivos policiales y funcionarios judiciales trabajan sin descanso para esclarecer el brutal ataque que sufrió la joven. La hipótesis principal indica que fue en ocasión de un robo. «Se está trabajando sin parar», indicaron desde el Ministerio Público Fiscal.

Cabe recordar que el hecho que se investiga ocurrió el sábado, entre las 19:20 y 22:20 horas, en un complejo de departamentos que está ubicado en la calle Confluencia al 1300, informó la Fiscalía.

Allí estaba la joven en el departamento de un amigo, con quien se había juntado a comer unas empanadas. El amigo salió a comprar, ella se quedó en el domicilio y sorpresivamente ingresaron una o más personas con fines de robo.

Según contó la propia madre de la joven, estaba en el lugar y en el momento menos indicado. Y no se explica por qué la golpearon a matar en la cabeza.

Los delincuentes huyeron con dos teléfonos celulares y 1000 dólares que tenía el vecino de la joven guardados en el departamento. Los minutos que estuvo ausente de su domicilio fueron suficientes para dejar a Agustina al borde de la muerte. Cuando regresó, la encontró desvanecida en medio de un charco de sangre.

De acuerdo al trabajo que realizó la Policía en el lugar, se pudo acreditar el hecho de robo.

Una ambulancia trasladó a la víctima hasta el hospital local, donde permanece internada sin mejorías.((LMC))

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.