Día de los inocentes: cuál es el origen de la fecha y por qué se hacen bromas

Hoy se conmemora el Día de los Santos Inocentes, en el cual se suelen realizar bromas a amigos y familiares, aunque la fecha recuerda un día sangriento.

Cada año, esta celebración llega el 28 de diciembre y su origen tiene poco que ver con las bromas. En realidad está relacionado con una tradición pagano cristiana.


Origen de la fecha

Según el evangelio de San Mateo, Herodes I, el Grande, le temía a las profecías que indicaban que, con el nacimiento del niño Jesús, culminaría su reinado.

Se relata en el Nuevo Testamento sobre la llegada de unos sabios de Oriente a Jerusalén, buscando al Rey de los Judíos que acababa de nacer. Herodes solicitó a estos sabios, a quienes ahora conocemos como Reyes Magos, que de dar con el niño le informarán sobre su paradero.

Pero, al no regresar los Reyes, el rey envío a asesinar a todos los menores de dos años y así asegurar terminar con la vida de Jesús. Esa matanza se realizó un 28 de diciembre.

Por qué se realizan bromas este día

Durante un tiempo, la celebración estuvo relacionada con la «Fiesta de los locos», que se realizaba en esta época en Francia. La misma tenía baile, música, comida, bebidas y disfraces, como también comportamientos subidos de tono.

El Día de los Inocentes tomó estas costumbres y las adaptó a realizar bromas inofensivas, pensando en el engaño que los Reyes Magos realizaron a Herodes al no volver para darle el paradero de Jesús.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.