Proponen un régimen de incentivos para que las petroleras contraten mujeres y personas LGBTIQ+

La tasa de empleo de las mujeres en Argentina se ubica en el 43%, según el último informe de Indec correspondiente al primer trimestre de 2021. Las personas trans, travestis, no binarias, gays, lesbianas ni siquiera aparecen en los registros oficiales. El último dato disponible es el relevamiento que hizo en 2017 la Universidad Nacional del Comahue, junto a organizaciones activistas de la región, en el que evidenció que el 41% de las personas trans tiene trabajo registrado.

En este contexto se han generado medidas de promoción de la inclusión, especialmente de la población LGBTIQ+ a través del cupo laboral en ciudades como Neuquén capital y Chos Malal, y a nivel nacional. Sin embargo aún no se crean condiciones que permitan generar puestos de trabajo de calidad en el ámbito privado.

El bloque del Frente de Todos presentó un proyecto de ley en la Legislatura de Neuquén con el objetivo de crear un «Programa de inserción laboral de mujeres y personas LGBTIQ+ en el sector energético». El objetivo es promover y garantizar la igualdad de acceso para asegurar una incorporación de al menos el 30%.

La iniciativa plantea que las empresas se inscriban en un registro de empleadores. Una vez anotadas allí y cuando suscriban un contrato de trabajo, por tiempo indeterminado, con al menos una persona destinataria del programa, y hubiere transcurrido el período de prueba continuando la relación laboral, gozan de los incentivos fiscales previstos por la autoridad de aplicación, que en este caso será la subsecretaría de Trabajo, en conjunto con la subsecretaría de Mujeres y la Dirección de Diversidad.

Las personas destinatarias deberán tener más de 18 años y acreditar dos años de residencia en la provincia como mínimo.

Los empleadores deberán procurar la contratación en la mayor heterogeneidad de tareas posibles, implementar los cambios y modificaciones necesarias en el ámbito laboral, brindar capacitaciones, por ejemplo en Ley Micaela, y presentar un informe anual a la autoridad de aplicación sobre estas incorporaciones.

Además el proyecto prevé que todo acuerdo que el ministerio de Energía y Recursos Naturales suscriba en materia de renegociación de las concesiones hidrocarburíferas debe incorporar, de manera obligatoria, cláusulas tendientes a garantizar el acceso igualitario a puestos de trabajo, en el sector energético, por parte de mujeres y personas LGBTI+, de manera vertical en todo el proceso productivo.

Según publicó Río Negro, las trabajadoras afiliadas al sindicato petrolero suman cerca de 1.800 dentro de un padrón de 25.200. En tanto la empresa YPF, insignia para el país, tiene actualmente 21% de su planta total de mujeres, mientras que el 79% son varones.

(RN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *