Trabajadores de la sanidad nucleados en FATSA van al paro nacional en demanda de mejoras salariales

La Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa) convocó a un paro nacional de actividades de cuatro horas por turno para el 1 y 2 de julio próximos ante el fracaso de las negociaciones paritarias, confirmaron esta tarde los secretarios general y adjunto de la organización, Carlos West Ocampo y Héctor Daer.

La medida de fuerza será cumplida en la totalidad de las clínicas, sanatorios, hospitales de comunidad, servicios de emergencia, centros de diagnóstico, laboratorios de análisis clínicos e institutos geriátricos y psiquiátricos, señalaron los dirigentes sindicales.

Las huelgas fueron decididas en reunión extraordinaria de la conducción gremial nacional, que autorizó a cada uno de los sindicatos afiliados a determinar “los horarios y modalidades de las protestas, según usos y costumbres regionales”, a fin de garantizarla.

Un documento de la organización sostuvo también que “no tolerará” por parte de los empresarios “más excusas, explicaciones, dilaciones y evasivas”, y añadió que ninguna razón puede eximirlos de “la obligación de actualizar los salarios con elevada inflación”.

“La Fatsa no resignará el poder de compra de los salarios de los trabajadores. Los empresarios se unieron y, de forma irresponsable, se niegan a negociar. La única herramienta para vencer esa resistencia es la fuerza de la acción para actualizar el valor de los ingresos. Es preciso mantener la unidad, la solidaridad y la fortaleza de la organización sindical para alcanzar los resultados esperados”, afirmaron los dirigentes.

La conducción nacional y los secretarios generales de todos los gremios afiliados a la Fatsa decidieron las acciones de lucha luego de una nueva audiencia realizada ayer en el Ministerio de Trabajo, encabezada por el ministro Claudio Moroni, para intentar un acuerdo paritario para el sector asistencial de los convenios 122, 108, 103, 107 y 459.

“Los empresarios ratificaron en Trabajo que no aceptarán la actualización salarial y tampoco formularon propuestas alternativas. Los tiempos de gestión y negociación se agotaron ante esa firme e intransigente posición”, dijeron West Ocampo y Daer.

Los sindicalistas adelantaron que el gremio convocará a todas las medidas de fuerza necesarias para lograr una recomposición de los haberes, porque “los trabajadores de sanidad demostraron con creces el compromiso asumido con los argentinos desde sus puestos laborales y pusieron el cuerpo a la pandemia sin excusas ni mezquindades”.

“Los trabajadores de la sanidad reclaman hoy la atención y el acompañamiento de los argentinos, porque sin salarios dignos y acordes no hay salud”, concluyeron.

Fuente: Mundo Gremial 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *