Argentina no supo mantener la ventaja e igualó 1-1 ante Chile en su debut en la Copa América

Argentina no pudo comenzar con un triunfo en su camino en la Copa América de Brasil: igualó 1-1 ante Chile en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro. El seleccionado albiceleste marcó distancias desde el juego en la etapa inicial y sacó ventaja gracias a un tiro libre perfecto de Lionel Messi. Pero se quedó en el complemento y se le escurrió la victoria en la conquista de Eduardo Vargas, quien tomó el rebote del penal que Dibu Martínez le tapó a Arturo Vidal.

Ni 4-3-3 ni 5-3-2, dibujo que sugerían desde el complejo de Ezeiza que podía utilizar la Selección. El elenco argentino se paró con un 4-4-2, con Nico González flotando sobre la izquierda, siguiendo al lateral Mauricio Isla, pero al mismo tiempo siendo agresivo en ataque. Así y todo, los primeros compases fueron de Chile, que juntó sus líneas para no dejar resquicios y presionó en bloque. De esa manera, incomodó a su adversario.

Resultó casi un calco de lo que ocurrió en Barranquilla ante Colombia, por Eliminatorias: Argentina jugó un buen primer tiempo, justificó la ventaja, pero evidenció mandíbula floja en la segunda parte. Así, como en Santiago del Estero hace dos semanas, repitió el 1-1 ante Chile. Y deberá encontrar regularidad en su juego (y firmeza en defensa) para revalidar sus credenciales de candidato al título. El viernes, ante Uruguay en Brasilia, tendrá la posibilidad de hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.