Detuvieron a otro playero de YPF investigado por estafa

Otro playero de YPF, empleado de una estación de servicio de Parque Industrial, fue demorado y su vivienda allanada tras ser descubierto realizando cargas de combustible a nombre de empresas petroleras y luego quedándose con el dinero. Se trata del hermano de otro ex empleado detenido e imputado en enero por la misma maniobra defraudatoria. Se podría tratar de otra estafa millonaria.

Todo inicio el miércoles 24, cuando se hizo presente el apoderado de la empresa IPE Neuquén S.A en el Departamento de Delitos Económicos, poniendo en conocimiento que todos los lunes hacen el arqueo de las cargas de combustible que realizan y le llamaron la atención dos cargas en particular; una de $52 mil y otra de poco más de $4 mil. Al chequear con el gerente, él las desconoce totalmente, empiezan a hacer memoria y recuerda que la ultima vez que había efectuado una carga había sido el viernes anterior en la YPF sobre la Ruta 7, en Parque Industrial», relató el comisario Osvaldo Méndez, subdirector del Departamento, a LM Neuquén este viernes

Según detalló, el gerente se percató de que en ese momento recibió el comprobante de pago, pero no le fue devuelta la Ticket Card, tarjeta utilizada por las empresas para cargar combustible a la flota de vehículos de sus empleados. Al día siguiente de su visita, se registró la primera carga ilegítima. Por ello, se dirigieron a la estación en cuestión, comentaron la situación al encargado, y luego todos radicaron la denuncia correspondiente.

Esto dio origen a la investigación conjunta entre los efectivos y la Fiscalía de Asignación de Casos, a cargo del fiscal Diego Azcárate, que principalmente se valió del relevamiento de material fílmico de la estación, lo que les permitió verificar que se trataría del mismo modus operandi detectado en diciembre de 2020, lo que motivó la detención de un playero. Pero como si fuera poco, los investigadores se percataron de que el actual sospechoso es hermano del playero despedido anteriormente y ya bajo investigación.

Con la evidencia necesaria, desde la fiscalía se dispuso demorar al hombre, secuestrar su vehículo y allanar su domicilio. El jueves, alrededor de las 14:20, el sindicado fue interceptado por los uniformados cuando llegaba a su lugar de trabajo. Unas horas más tarde, se requisó su domicilio en el barrio Mercantiles y allí se secuestró una notebook, un celular, unos 9 mil pesos, 2 reales brasileños, documentación de interés y una importante cantidad de comprobantes de pago físicos y virtuales por cargas de combustible, de montos de entre 70 y 80 mil pesos.

Asimismo, la requisa de la Volkswagen Amarok del playero se concretó este viernes a primera hora, donde se hallaron dos armas de fuego: un revólver calibre 22 y otro calibre 38, así como también 38 proyectiles calibre 22.

Por el momento, todos los elementos fueron puestos a disposición de la Justicia para avanzar en la investigación y determinar el perjuicio exacto y la cantidad de empresas damnificadas. El hombre ya fue notificado de la causa, por presunto hurto y defraudación, y luego puesto en libertad supeditada.

El comisario Méndez indicó que ante esta situación, es primordial que las empresas implementen cuanto antes un mayor control de las cargas que realizan, para detectar este tipo de delitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *