La Paz, conmocionada por el hallazgo de una niña secuestrada hace 10 años

Ocurrió en 2011, pero casi no hay paceño que no recuerde a aquella niña «sumamente bonita y alegre» que desapareció un día de invierno y con solo 14 años. Algunos admiten haber creído que ya estaba muerta. Otros no habían perdido la esperanza. Y finalmente en las últimas horas se conoció una verdad con aristas de drama y milagro: Aldana Celeste Orozco Maturano -ahora tiene 24 años- vive, y se cree que la secuestró una red de trata que la explotaba sexualmente en Buenos Aires.

La chica fue rescatada y está bajo atención de un equipo de médicos y psicólogos. Como si esto fuera poco, en La Paz la Policía Federal y Gendarmería allanaron la casa donde viven la mamá y el padrastro de la joven y se los llevaron presos, mientras se investiga si tuvieron alguna participación en lo ocurrido. No puede imaginarse escenario más conmocionante para una localidad que tiene menos de 15.000 habitantes

Los detenidos, Mónica Maturano y Alberto Orozco, son conocidos en la zona. Ella trabaja en un hogar de ancianos y él es empleado de Vialidad Provincial. Hace unos 20 años que están juntos, y aunque Aldana Celeste era hija de una pareja anterior, la madre la registró en su momento con el apellido de Orozco. 

«El caso es tema de conversación en cada esquina»

«Acá nos conocemos todos y lo que ha pasado es tema de conversación en cada esquina y cada negocio. Con Orozco he jugado al fútbol desde la infancia: parecía un tipo correcto«, refirió a este diario Pablo, un comerciante que pidió reserva sobre su identidad. «No me escraches, che, que vos escribís y después yo sigo viviendo acá«.

El operativo

Cerca de Navidad, Ana Celeste fue rescatada en Buenos Aires. Y poco después, a mil kilómetros de donde estaba la muchacha, se produjeron el allanamiento y las detenciones.

«La noticia del operativo no había llegado ni a la comisaría de La Paz»

El operativo alteró el bucólico perfil que suele caracterizar a las jornadas paceñas. «Cómo sería el hermetismo, que la noticia no había llegado ni a la comisaría. Tanto movimiento nos descolocó a todos», revela un vecino con contactos en la seccional.

El operativo del 30 de diciembre se organizó con total reserva. «A eso de las 5 o 6 de la tarde, llegaron Gendarmes y Policías Federales a la casa donde vive la pareja, sobre San Martín antes de llegar a Osvaldo Pintos. Y se llevaron ahí nomás los sospechosos. Nos quedamos helados«.

LA AVENIDA SAN MARTÍN DE LA PAZ.

La hipótesis más inquietante es que la madre y el padrastro pueden haber tenido algo que ver con lo que le pasó a Aldana Celeste, aunque eso aún debe ser investigado. Entre tanto, el hombre y la mujer están tras las rejas.

Recuerdos

Puestos a rememorar, no falta el paceño o paceña que se acuerda de los afiches que había en los postes de la ciudad, donde se veía el rostro de la nena perdida.

«La buscaron acá y en áreas cercanas, en San Luis, en Santa Rosa. Incluso recuerdo que cuando nos íbamos de viaje, parabas en algunas terminales de micro y estaba su carita en un afiche de Missing Children«, apunta Deolinda, otra entrevistada.

«No sé si esta chica querrá volver a La Paz»

Otros recuerdan cómo se movilizó la comunidad cuando Aldana Celeste desapareció. Aunque no falta quien plantea dudas: «Para decirte la verdad, a mí me llamó la atención que una parte de nuestra sociedad se diera por vencida. Fue una cosa que subió en un momento y luego se calmó», sigue Deolinda.

A su turno, el docente Walter Omar Rosales, que es director de una escuela albergue y vive hace 57 años en el lugar, ofrece una síntesis de lo que se palpita esta misma noche en aquel rincón del este mendocino: «Esta nena cursaba la secundaria, recuerdo. Un día sus amigos empezaron a manifestar que no la encontraban. En el inicio se decía que estaba en lo de un amigo, luego se tejieron otras versiones y el asunto se fue volviendo preocupante hasta que nos enteramos de esto».

ALDANA CELESTE CUANDO DESAPARECIÓ (2011).

Claro, en aquel tiempo las políticas públicas en cuestiones de género no eran iguales que las de ahora. Rosales cuenta que en alguna oportunidad se contactó con el director del Comité Ejecutivo de lucha contra la Trata y Explotación de PersonasGustavo Vera, para hablarle de Aldana Celeste. 

«Finalmente el Estado la pudo localizar. Son sensaciones encontradas: por un lado la alegría de que esté viva y por otro el desafío de todo lo que pasó; el reinsertarse luego de tanto tiempo, ¿no?», reflexiona el docente.

Y se sincera: «No sé si esta chica querrá volver a La Paz…pero tanto ella como nosotros, en alguna medida, vamos a tener que reinventarnos emocionalmente para salir adelante»

https://www.mdzol.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.