Petroleros: las cámaras ratificaron el pago de los bonos de 30.000 pesos

La primera reunión entre los referentes del sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, las cámaras que nuclean a las empresas productoras, de servicios y pymes y el gobierno neuquino tuvo un buen cierre ya que mientras por un lado se acordó avanzar en el estudio de las firmas que estarían incumpliendo el convenio colectivo de trabajo, desde las empresas se ratificó el pago del primer bono de 30.000 pesos que debía haberse pagado la semana pasada.

Desde la semana pasada una serie de reclamos fueron escalando tanto desde el gremio que comanda Guillermo Pereyra, como desde la Federación de Cámaras Empresarias de Neuquén (Fecene), en donde coincidieron en denunciar la proliferación de empresas de otras provincias que estarían no solo desplazando a las firmas regionales sino además incumpliendo con el convenio colectivo del sector.

En el encuentro que se realizó esta tarde se contó por esto con la participación de referentes del gremio, de la Fecene, de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH), la de Empresas de Servicios Especiales (CEOPE), y de parte del gobierno neuquino con el ministro de Producción Facundo López Raggi, de Energía Alejandro Monteiro y el gobernador Omar Gutiérrez.

Tras el encuentro las partes acordaron dos puntos: por un lado se ratificó el acuerdo salarial firmado en octubre y por el otro desde el gremio se fijó que en 48 horas se presentará un informe en el cual se detallará cuáles son las firmas “foráneas” que están trabajando en la zona y que estarían prestando servicios bajo modalidades que no están contempladas en el convenio colectivo.

En el caso salarial, el octubre pasado cuando se firmó el acuerdo de reactivación productiva, las cámaras CEPH, CEOPE y la Fecene acordaron el pago de dos sumas no remunerativas de 30.000 pesos, cuya primera cuota debía pagarse este mes.

Sin embargo, desde varias empresas se adujo que no estaban en condiciones de hacer frente a ese plus, a esa especie de bono de fin de año.

En el encuentro de esta tarde las cámaras ratificaron el acuerdo firmado hace dos meses y garantizaron que el bono deberá ser liquidado este mes, así como el segundo pago deberá realizarse en los primeros días de marzo.

Este pago es clave para los trabajadores dado que está previsto que lo reciban no solo los empleados que están en actividad sino también los más de 5.000 que a la fecha permanecen suspendidos.

Si bien las partes no acordaron una nueva fecha de encuentro, los participantes señalaron que con la presentación del relevamiento que se realice de las empresas de otras provincias se espera que se genere un nuevo espacio de encuentro y debate.

Desde la Fecene y el sindicato se cuestiona a estas firmas no solo por ser de otras provincias y desplazar en las licitaciones a empresas locales, generando más desempleo en la región, sino porque además realizan prácticas laboral que no cuadran con el convenio colectivo del sector.(RN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.