Saltó la banca: Ayestarán renunció a Lotería de Río Negro

Luis Ayestarán renunció hoy al cargo de Interventor de la Lotería de Río Negro para Obras de Acción Social, puesto que ocupó desde agosto de 2015 durante el gobierno de Alberto Weretilneck y que renovó en diciembre pasado, con Arabela Carreras.

El alejamiento se debe a razones personales, pero tiene un claro tinte político. “Se trata de una decisión personal, fundada en la necesidad de afrontar nuevos desafíos profesionales”, dijo.

La relación entre Ayestarán y la Gobernadora se había tensado en los últimos meses. Estaba incómodo. Fuentes señalan que las diferencias por la renovación de la concesión de los Casinos de Bariloche, El Bolsón e Ingeniero Jacobacci, tensaron al máximo la relación.

En una carta dirigida a los empleados de Lotería, Ayestarán se mostró conmovido con su decisión y agradeció el acompañamiento de los trabajadores durante más de cinco años.

“El futuro interventor de Lotería se encontrará con un organismo moderno de prestigio nacional e internacional, que cuenta con certificaciones de calidad, tecnología de punta y un plan estratégico en marcha para los próximos 4 años”, sostuvo.

En un párrafo aparte, agradeció “especialmente al senador nacional Alberto Weretilneck por su confianza y apoyo incondicional que me permitió junto a un valioso equipo de hombres y mujeres, transformar para siempre la Lotería de mi provincia”. No es un dato menor, ni un detalle.

Ayestarán siempre tuvo vía directa con el Gobernador. Pero en los primeros días de la gestión Carreras, un decreto modificó el vínculo orgánico entre Lotería y la máxima mandataria. Primero fue Juan Deco, después Daniel Sanguinetti, los secretarios generales que “intervinieron” el codiciado organismo que tiene a su cargo el control del juego en la provincia.

Casualmente, la semana pasada Lotería cumplió 42 años. Durante la gestión Ayestarán, el organismo logró certificaciones internacionales y se transformó en una lotería líder en el país, que implementó inteligencia artificial, Bigdata y Blockchain.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.